El Blog de Clara Montes

LAS FLORES DE BACH Y LAS MUJERES

Si bien las Flores de Bach son beneficiosas para todo el mundo, pueden resultar especialmente útiles para las mujeres. Deseo aclarar que no se trata de separar a hombres y mujeres arbitrariamente, ni mucho menos dar a entender que las mujeres necesitan más acudir a terapia que los hombres… Se trata simplemente de reconocer las diferencias de género cuando hablamos de emociones. Desde la pubertad en adelante, a lo largo de toda la vida reproductiva de la mujer y también más allá de esta, se producen ciertos hitos personales de desarrollo femenino en los que la terapia floral puede resultar tremendamente útil para el manejo de los cambios emocionales asociados.

La adolescencia, la preocupación por la apariencia, la decisión de la maternidad, el embarazo y el parto, el síndrome premenstrual, la conciliación de la maternidad y el desarrollo laboral, la sexualidad, la menopausia, los conflictos familiares y/o de pareja, las enfermedades que aparecen con la edad, etc. son algunas de las facetas de la vida de una mujer que pueden ser vividas de la mano de estados mentales o anímicos negativos, produciéndose episodios de angustia e infelicidad. Para cada etapa existen flores que ayudarán a la mujer en la transición que se está viviendo.

En la adolescencia se producen cambios que son difíciles de entender a esa edad, y por lo tanto, más difícil se hace manejarlos. Cambios corporales, hormonales (incluyendo la aparición de la menstruación) y cambios de ánimo, hacen que esa etapa pueda resultar difícil, tanto para las adolescentes como para las familias en las que están inmersas. Walnut resulta una maravillosa flor en este periodo, pues ayuda a entender y sobrellevar mejor los cambios….Quizá nos beneficiemos también de Crab Apple, que nos ayudará a limpiar nuestra propia imagen, sobre todo, cuando ésta no nos gusta por alguna razón y sufrimos por ello…

Para quienes se han decidido a ser madres, el embarazo y el parto pueden ser también momentos cruciales en los que la terapia floral será una gran herramienta. El miedo es una emoción muy común en el embarazo y el parto…y para eso, contamos con Mimulus. Este período es la puerta a una nueva vida, donde todo va a cambiar sustancialmente, y de nuevo Walnut puede ser una excelente compañera en la preparación a los cambios emocionales, físicos y de estilo de vida que se aproximan. En ocasiones, aparece un cansancio general que termina rozando el agotamiento, la absoluta falta de energía…Olive y Hornbeam nos ayudarán muchísimo con este aspecto. Y quizá aparecen algunos cambios de humor que resultan difíciles de explicar y manejar…No importa, Scleranthus lo hace por nosotras. Puede ocurrir también que no estábamos esperando esta noticia, nos pilla por sorpresa, o simplemente no es lo que deseamos. Existen varias flores que pueden hacer más llevadero el momento, ayudándonos con la angustia que un embarazo así podría generar en cualquier mujer.

¿Y qué decir de los casos en los que la angustia es provocada por las dificultades para concebir? Por supuesto, ante las emociones que se despliegan en estos casos, la terapia floral también puede aportar mucho al alivio del sufrimiento. Impatiens puede ayudarnos a sobrellevar la impaciencia; Gentian a no desalentarnos ante lo que vivimos como fracaso…

El día a día de una mujer en su etapa adulta está lleno de situaciones en las que la terapia floral resulta esencial para lograr el ansiado y merecido bienestar emocional. Para ayudarnos a conciliar la maternidad con el desarrollo laboral podríamos beneficiarnos de Elm y/o de Larch, que nos devuelven la confianza en nosotras mismas cuando la carga excesiva de responsabilidades nos abruma, y nos ayudan a disipar las dudas respecto de si seremos capaces. Las responsabilidades, el rápido transcurrir del día a día o alguna situación-problema particular, hacen que en ocasiones también la relación de pareja se vea afectada…e incluso las relaciones sexuales, pudiendo aparecer algunas dificultades en este área. Para trabajar las relaciones de pareja y/o relaciones familiares tenemos a nuestra disposición una amplia gama de flores de Bach.

El climaterio (conocido comúnmente como menopausia) es la etapa de la vida de la mujer que marca la transición del estado reproductor al de no reproductor. En esta etapa, nuestra vida da un giro, pero no es peor ni mejor, solo distinto y al igual que el cuerpo, la mente también tiene que adaptarse a esta nueva situación. Honeysuckle nos puede ayudar mucho cuando echamos de menos el pasado; Scleranthus nuevamente nos aportará estabilidad ante los cambios hormonales y/o de ánimo; Mimulus nos ayudará cuando sintamos que aparecen algunos miedos en esta etapa; e incluso Mustard podría ser una maravillosa flor para esos casos en los que nos sentimos en una depresión melancólica, cíclica quizás, sin razón aparente.

Las comentadas aquí son solo una muestra de las 38 flores de Bach que podrían ayudarnos en las vivencias asociadas a cada etapa de las mujeres. Son tantas las posibilidades que ofrece esta terapia, que lamentablemente no es posible recogerlas todas en un solo artículo, por lo que, una vez más, hago la invitación a todas las mujeres interesadas en su bienestar emocional a acercarse a la terapia floral y descubrir las maravillosas posibilidades de esta medicina complementaria.

Clara Montes M.
Psicóloga -Terapeuta Floral

Reservas de Hora

Móvil (WhatsApp):
+56 9 9641 1951

Clara Montes

Psicóloga
Terapeuta Floral